TRÁNSITO PLANETARIO

El Sol en Libra

El Sol ha ingresado al signo de Libra, signo Cardinal, que tiene una energía de impulso y facilidad para iniciar cosas. Al estar regido por Venus, inicia a través de las relaciones y el contacto con los demás, esta facilidad para vincularse se fortalece por el elemento que lo rige, el aire. En el zodiaco, de Aries a Virgo se muestra el despliegue de la evolución individual. Al llegar a Libra, la conciencia comienza a establecer vínculos con otras conciencias. Aquí se da comienzo al ámbito social, o como se diría en psicología Junguiana: el encuentro con “el otro”.

Aries y Libra son opuestos complementarios. Uno está regido por Venus y el otro por Marte. Ambos planetas en el panteón griego eran amantes. La flecha de Marte es un símbolo fálico, cortante, representa la agresión y el ataque, mientras que la naturaleza de Venus es femenina, aterciopelada y sensual. Marte simboliza el lado primitivo del hombre, su naturaleza básica y el instinto de defensa. Venus y su domicilio celeste llamado Libra encarnan todas las manifestaciones de armonía, cordialidad y muy especialmente, lo que se conoce como la máscara social o el lado sofisticado que presentamos ante la sociedad.

En Leo vimos el desarrollo de la conciencia individual que luego fue dosificada, pulida y fragmentada en Virgo, esto suaviza al Ego-conciencia poniéndolo al servicio de lo demás. Tal escenario le permite a Libra desplegar su misión cósmica: encontrar la armonía entre los opuestos. Su símbolo es la balanza y representa la justicia, la equidad, la igualdad, la imparcialidad, el buen juicio y la capacidad de análisis.

La persona nacida bajo este signo es impresionable a los sonidos, formas y colores, necesita de espacios agradables y de gente armoniosa. Le desagrada todo lo escatológico, lo oscuro, lo sucio y lo que carece de belleza física o espiritual. Sus sentidos están muy en contacto con el mundo exterior, piensa mucho en los demás y esto marca una gran diferencia con Aries que, al verse a sí mismo, tiene problemas para percibir el sentir del otro. Los modales agradables, la amabilidad, la cortesía y el encanto se desarrollan en todo su nivel. No olvidemos que todas estas características se las brinda su regente Venus, entre otras como: seducción, atractivo, buen gusto, refinamiento, don social, tacto, suavidad y moderación. Los platillos de la balanza moderan los impulsos básicos del ser, en Libra pulimos nuestra personalidad y aprendemos a sonreír. Estas cualidades son básicas si deseamos obtener una mejor respuesta por parte del entorno. Libra dice: “todo es mejor de a dos”, “La vida es mejor si se comparte”.

Marte, el planeta de la guerra se siente debilitando cuando transita por ésta constelación del zodiaco. Es difícil entrar en desacuerdos y especialmente, peleas abiertas con un nativo de este signo. Por otro lado, Saturno (el planeta que representa la ley de causa y efecto) encuentra su máxima exaltación aquí, he ahí la estrecha relación entre Libra y los principios del karma. El nativo luchará por la justicia y le hará frente a todo atropello; exigirá siempre lo que corresponde y ante todo honrará su palabra. Le encanta conciliar, no obstante, puede ser muy duro si la situación lo merece. Los platillos están en oscilación constante cuando logran un perfecto equilibrio. Esa es otra impronta en Libra: por momentos actuará de una manera armoniosa y habrá otros donde se mostrará muy exigente. Libra observa el mundo con objetividad, sopesa, compara y busca llegar a un acuerdo armonioso. Sólo en instancias de injusticia es donde se expresará la dureza de Saturno. También, gracias a la exaltación de este planeta, es que la mayoría de sus nativos son excelentes profesionales.

Siempre buscará decir las cosas de la mejor manera, usará el tono correcto y filtrará todo aquello que incite al conflicto. Le es fácil entrar en contacto con otras personas gracias a la cualidad Cardinal. Ahora, lo Cardinal en Aire no es lo mismo que en Fuego, éste último elemento (manifestado en Aries) se acerca a las personas de un modo directo y hasta brusco. Libra es mucho más sutil e invita a que sean otros los que se aproximen. Magnetiza y atrae hasta generar vínculo. Esta necesidad por “estar bien” para con los demás le genera cierta postura que puede no ser muy espontánea, y en casos extremos lo llevaría a la frivolidad, a la falsedad y hacer de todo por las apariencias. Entre los defectos, puede tener problemas para tomar decisiones. La duda puede ser una impronta, además de la superficialidad, el excesivo descanso y sensualidad provocada por la influencia de Venus.

Físicamente, son de cuerpo armonioso, ligero, estético y bello. Tienen buen gusto, sentido artístico y esta influencia puede conducirlos a profesiones ligadas al arte, al diseño, a la decoración, al modelaje. Puede referirse a mediadores, relacionistas públicos, diplomáticos, abogados, cosmetólogos, gente vinculada con el ambiente artístico. En el amor, no es tan emocional porque no es regido por el elemento Agua ni tan pasional ya que tampoco está vinculado con el elemento fuego, es un punto intermedio entre ambas energías y por lo tanto, no tiende a excederse en ninguna expresión de amor. Le cuesta estar sin pareja, por lo menos buscará estar siempre con amigos y en casos extremos, tiende a pasar de una relación a otra por la necesidad de compañía.

 

 

Top