TRÁNSITO PLANETARIO

El Sol en Escorpio

Escorpio es un signo de elemento agua, tiene dos regentes planetarios, el antiguo es Marte y el moderno es Plutón. Éste último fue descubierto en 1930, época que coincidió con la crisis económica mundial, momentos de guerra y violencia en muchos países, todas estas situaciones evidenciaron la energía extremista, sangrienta y de muerte que vibraba en Plutón, el tercero de los planetas trans-saturninos (Junto con Urano y Neptuno, son los planetas que traspasan la órbita de Saturno y fueron descubiertos gracias al telescopio moderno a partir de 1781).

Su símbolo es un escorpión, un animal que no ha evolucionado en su estructura física con el correr de los siglos, esto nos habla de la trascendencia y los instintos primarios que guarda este signo del zodiaco. Los escorpiones tienen la capacidad de sobrevivir en condiciones climáticas extremas, son resistentes y en situaciones de peligro pueden auto eliminarse. Características tales como la fuerza, resistencia, entereza, persistencia y capacidad de lucha son heredadas por los nativos de esta constelación astrológica. El auto eliminación estaría entre los defectos; son capaces de penetrar tan hondamente en sí mismos que puede llegar a aniquilarse física como psicológica y emocionalmente si no se controlan. Mitológicamente, se lo asocia al Ave Fénix ya que tienen la capacidad de resurgir de las cenizas; se acercan al máximo a la experiencia de la muerte y desde ahí renacen.

Marte está asociado a la bestia, a la parte primitiva y animal que existe en nosotros, por otro lado, las aguas de Escorpio son aguas profundas, pantanosas, oscuras y en apariencia, aguas quietas e inmóviles. La bestia se esconde por debajo de las aguas y es por eso que el nativo del signo se encuentra en una pugna constante con sus propias emociones, en una lucha interminable con sus sombras, instintos y pasiones.

Representa lo oscuro, oculto y misterioso. En Libra, las apariencias son importantes, pero en este nivel del zodiaco es necesario penetrar en la superficie y descubrir los secretos que se esconden a la vista. A nivel emocional pasa exactamente lo mismo, Escorpio no busca vínculos aparentes o superficiales, o eres su amigo o su enemigo, o estas dentro de su vida para compartirla intensamente o te ubicas totalmente afuera y punto, no hay más. Ya dentro de los vínculos, olfateará el rincón más escondido de la pareja y descubrirá todos sus secretos; aquí el amor es una fusión de energías tan intensas donde lo bueno y lo malo de cada uno se mezclan. Si bien Libra busca la pareja, Escorpio busca la fusión total con el otro, aunque el costo sea la pérdida de la individualidad. Cuando ama lo hace con toda la intensidad, lo mismo que cuando odia. Nadie resulta ser el mismo luego de enamorarse de un Escorpio.

Cualquier crisis está vinculada con este nivel zodiacal. La octava constelación representa esos momentos donde experimentamos una profunda pérdida o un profundo dolor. Sea físico o espiritual, la experiencia de la pérdida o de la muerte nos purifica y en la purificación está el renacimiento del Ave Fénix interior. Aquí existe profundidad, intensidad, concentración y retención. El lado Escorpio que existe en todos, es aquél donde guardamos las emociones más profundas, dolorosas, complejas y conflictivas que nadie sabrá. En todos nosotros, está vinculado con esos instantes en donde sentimos odio, rencor, deseo de venganza, ira contenida, envidia, miedo extremo, inseguridad, temor al engaño o a la infidelidad y también, esos momentos donde nos vemos poseídos por la pasión, el deseo, la obsesión, la sexualidad así como el impulso por la investigación y la profundización. Reconocer todos estos aspectos a través de sesiones de psico-análisis o en una profunda meditación nos permitirá un vínculo sano con nuestro inconsciente.

Es difícil de engañarlo por su sexto sentido y por su capacidad para develar misterios. Tiene mucha sensibilidad, se sabe frágil y al mismo tiempo fuerte ya que busca dominar al otro ingresando en él y descubriendo sus partes débiles.

En astrología rige la casa VIII, el sector de la muerte, el sexo y la magia. Cualquier Escorpio que se vincule con el mundo de lo oculto logrará un gran poder sobre las energías invisibles. Es el signo de los secretos, siempre guardarán algo y lo descubrirán todo, el olfato los llevará a rastrear aquello que se les pretende ocultar. Es escatológico, no le tiene asco a lo sucio o desagradable. Pueden llegar a ser cirujanos, psiquiatras, policías de investigación, médicos forenses, pueden trabajar en pompas fúnebres como también en el mundo de las finanzas, el misterio, los temas de investigación, etc.

 

Top