TRÁNSITO PLANETARIO

El Sol en Cáncer

Iniciamos el ciclo del signo de Cáncer con el ingreso del Sol a este. Recordemos que es un signo de agua, cardinal y de polaridad negativa. Su regente es la Luna, el planeta de las emociones, los ciclos y lo femenino. Con Cáncer completamos la primera triplicidad astrológica o, la primera agrupación por elementos, a saber: Fuego, Tierra, Aire y Agua. Esto quiere decir que con el cuarto signo del zodiaco cerramos un ciclo, algo se completó en esta fase. Cáncer como arquetipo, representa la raíz, la madre, el sustento de la vida.

Cáncer se encuentra asociado al tiempo, especialmente al tiempo pasado, a la memoria, incluso, la memoria de otras vidas. La mirada es retrospectiva, apunta hacia el origen de las cosas, su punto de partida es el ayer. Va hacia la historia, la herencia y los ancestros. Es por ello que se le relaciona con el cangrejo, éste animal siempre camina unos pasos hacia adelante y otros hacia atrás. Cáncer lleva consigo el registro de experiencias pasadas, la relación con padres, abuelos y el propio ambiente familiar marcarán la pauta de su estructura psicológica y su desarrollo emocional. Los lazos aquí, son sanguíneos, dados por la vida e instintivamente sentiremos amor e identificación por las personas que nos rodearon al nacer. Estar unidos por sangre a un determinado grupo de personas no es una elección personal, es la consecuencia de un karma proveniente de otras vidas.

Es un signo Cardinal al igual que Aries pero ahora la expresión de la energía se dará desde las emociones. Aquí el amor y el sentido de protección necesitan expresarse, ser transmitidos. Lo Cardinal permite un movimiento hacia afuera. Si bien en Géminis establecíamos vínculos con el entorno, éstos se desarrollaban sin ninguna conexión profunda. En el cuarto signo nace el alma y por lo tanto, los vínculos se establecen desde un plano psíquico, emocional e incluso, con cierto grado de dependencia.

Cáncer tiende a crear espacios donde puede gestarse la vida, por lo tanto, se lo asocia al útero y a los primeros cuidados del bebé. Su misión es cuidar, gestar y nutrir aquello que es frágil y débil. Una madre gestando es el arquetipo simbólico del signo. Sin importar los géneros, una persona nacida bajo esta constelación será como una madre. Buscará personas indefensas para protegerlas y también deseará ser protegido por amistades, la familia o la propia pareja.

En las primeras sociedades o pueblos aborígenes cada integrante era una parte importante del clan y todos se cuidaban entre sí. La patria, por ejemplo, es un lugar de pertenencia que une masas enteras al identificarse con su historia, con su tradición y cultura. Ésta es una visión colectiva del signo, asociada a las masas y el pueblo.

Su símbolo, como lo mencionamos, es el cangrejo. El caparazón que tiene muestra la aparente fuerza exterior que manifiesta el nativo. Todo Cáncer pensará en proveer y por lo tanto trabajará arduamente, es incansable y sostenedor. No obstante, el interior del cangrejo se disuelve fácilmente. La vulnerabilidad del nativo es extrema, puede herirse fácilmente y ser lacrimógeno cuando asocia una situación presente con su pasado. Los cangrejos caminan adelante y hacia atrás, en forma oblicua. Un Cáncer le cuesta encarar las cosas de manera directa, tantean el asunto y a veces les cuesta hacerse entender. Es caviloso, puede atar una situación con otra haciendo conexiones de cosas inconexas y sacando conclusiones a veces fantasiosas.

El agua puede inundar una casa en silencio, sin que nadie se percate. Todo signo de Agua va adquiriendo control de las cosas lentamente, casi imperceptiblemente llega a manipular e incluso, puede llegar a asfixiar. Ama a la familia, es su primer círculo. Luego, conforme va socializando pone en el mismo recipiente a todas las personas que quiere. Por eso sufre tanto cuando alguien lo decepciona, se genera una pérdida profunda ya que sus lazos son simbióticos.

Al ser gobernado por la Luna. He ahí los altos y bajos que presentan sus mareas psíquicas. Estados crecientes y menguantes en constantes ciclos de inconstancia emocional. Es un signo ciclotímico, por momentos está bien, en otros mal o regular. Mezcla la alegría, la nostalgia y la tristeza en distintos grados y porciones. En el cuerpo rige el estómago, las glándulas mamarias y el útero, así como a lo gástrico y al centro emocional del cuerpo. Tiende a sufrir de estreñimiento. La cocina, las antigüedades, los lugares que generan calidez y el comedor de la casa tienen que ver con este signo. Al igual que la poesía, como un medio para transmitir en palabras los estados internos. Son buenos consejeros, ayudan a enlazar el pasado, a comprenderlo, a entenderlo. Malos analistas, siempre vinculan el corazón. Pueden ser dominados por los hijos o la madre. China como nación es gobernada por Cáncer: El valor de las tradiciones. Es retentivo, tiene una excelente memoria. Se los convence por los sentimientos.

En lo negativo, manipulan desde los sentimientos. Es autocompasivo, tienden a mezclar el presente con el pasado, mezclándolo todo. Son muy frágiles y pueden tener problemas con la figura paterna por la oposición con el signo de Capricornio. Este astro hace que el hombre se convierta en lobo y saque a flote sus instintos, por lo tanto, caen fácilmente en estados de descontrol emocional si no aprender a manejar sus profundos sentimientos.

 

 

Top